PEQUEÑA HISTORIA FRÍVOLA DE 1700. José De La Rosa

Formato: versión Kindle
Longitud: 126 páginas
Narrativa histórica
Reedición 2017

SINOPSIS
Este libro cuenta una historia que pudo no ser verdad; o… tal vez sí.
¿Sucedieron las cosas como nos las contaron? ¿Cómo las vivimos? ¿Cómo las sentimos?
El Siglo de las Luces ha llegado a su fin y desde su destierro en Bruselas el marqués de Livonia ha decidido, al fin, escribir sus memorias compuestas por diez grandes aventuras en forma de cuentos . Su pluma caricaturesca nos transportará a un siglo XVIII un tanto especial, lleno de cortesanas que pierden la cabeza, que desaparecen, de reyes ridículos o austeros, de nobles artificiosos y pendencieros, de princesas amables o caprichosas, de países que pueden ser o no ser, de rosas de porcelana, de parasoles persas, de batallas de galeras diminutas, de viajeros infatigables, de amantes de los insectos… y también de amor.
Diez cuentos satíricos llenos de humor sobre lo que podría haber sucedido a lo largo de una época de la que somos sus flamantes herederos.

DE LAS AMANTES DE LUIS XIV: La historia de una de las más famosas amantes del Rey Sol y de cómo fraguó su trágico final.
FEDERICO DE PRUSIA Y EL CISCORNIO: ¿Hasta dónde pudo influir la música en el destino de dos grandes potencia Europeas?
LA POMPA DE ISABEL DE FARNESIO: El lado más extravagante de una corte sofisticada.
LA MARQUESA DE POMPADOUR: ¿Alguien sabe cómo ser inmortal sin dejar de ser elegante?
EL CONDE DE SOTOMONTE Y EL EXTRAÑO AGOTAMIENTO DE LA CORTE: Cuando la alcurnia puede ser un serio problema social.
MARÍA AMALIA DE SAJONIA Y LA TORMENTA: Hay muchas formas de exhortar la sequía, pero solo una de hacerla imposible.
EL COMPLICADO ASUNTO DE LADY ISABELLA: Aventuras concatenadas de la pérfida Albión.
LA PRINCESA DE LAMBALLE: Una mirada tierna a un hecho trágico de la Revolución.
LA HIJA DEL SULTÁN: Cuando los deseos, cuando lo son todo, son nuestros peores enemigos.
YO TUVE TRES HIJOS: El destino del marques de Livonia, el destino del narrador.
Y además:
EL PLACER DE LA COCINA EN 1700: Recetas culinarias sacadas de ajados recetarios de la época.

POR QUÉ LO RECOMIENDO
Nos hallamos ante una de esas pequeñas rarezas literarias que te incitan a leer y leer hasta llegar al fin sin respirar siquiera. Una colección de diez cuentos breves, maravillosos en los que humor e historia, realidad y ficción, se dan la mano para plasmar, perfectamente, la sociedad del Siglo XVIII o Siglo de las Luces, una época convulsa de luces y sombras y de grandes y trascendentes cambios sociales, sobre todo en su segunda mitad, pero también de grandes excesos, de frivolidad, lujo y desmesura. Redactados en clave de humor, un humor fino e inteligente y un tanto surrealista, esconden pequeñas sentencias morales y retazos de historia.
Los diez cuentos están contados en forma epistolar por el Marques de Livonia, personaje ficticio y fiel representante del espíritu de la época en la que vivió y a la cual amó, que próximo a dejar este mundo decide escribir sus memorias en forma de cartas dirigidas a su editor. Las historias están unidas por un personaje que aparece en todas ellas, el misterioso y sin par Monsieur Popin, un ser único, extraño , estrafalario, excesivo, frívolo, un desfacedor de entuertos, un ser con la asombrosa capacidad de resolver las más extrañas necesidades, las más complejas situaciones y que se convierte en sostén de todos y cada uno de los protagonistas de cada historia.
Pero ¿quién es en realidad Monsier Popin? Tendrás que llegar al final del libro para saberlo o no. Se admiten apuestas.
Como curiosidad el libro termina con un capítulo dedicado a recetas de la época y , siguiendo el consejo que nos ofrece en sus últimas páginas Madame Pompadour quien afirmaba que el champagne era el único vino que , aun bebido en exceso, hacía más bellas a las damas, yo este libro me lo leería acompañado de una copita de cava o champagne. Por si acaso.

Un libro cien por cien José de la Rosa. Cuando amas la historia y tus conocimientos sobre ella van mas allá de lo convencional y eres, además, un ser dotado de un humor fino, sarcástico y prominente este es el resultado, una pequeña maravila.

Por cierto, la portada una delicia, obra de Imagina Designs.

BESAR A UN ÁNGEL. Susan Elizabeth Phillips

Autor: SUSAN ELIZABETH PHILLIPS

ISBN: 978-8490701775

Editorial: B de Bolsillo

Páginas: 512

SINOPSIS

La bonita y superficial Daisy Devreaux debe elegir entre ir a la cárcel o casarse con el misterioso hombre que su padre ha escogido para ella. Las bodas concertadas no se dan en el mundo moderno, ¿cómo ha llegado Daisy a esa insostenible situación?

Alex Markov, tan impresionantemente guapo como hosco, no tiene intención de jugar a ser el novio cariñoso de una cabeza hueca adicta al champán. Dispuesto a domarla a su manera, arrastra a Daisy desde su destacado lugar en la alta sociedad hasta un pequeño circo itinerante.

Pero este hombre sin alma ha tropezado con una mujer que es todo corazón. Antes de que pase mucho tiempo, la pasión los lanzará a las alturas sin red de seguridad#

¿Lo arriesgarán todo en busca de un amor que dure eternamente?

 

POR QUÉ LO RECOMIENDO

Me ha parecido un libro precioso, con personajes potentes, diferentes, llenos de defectos y virtudes, tanto los principales como los secundarios (algo que es sello de identidad en la autora, personajes secundarios que jamás quedan en el olvido).

Es una historia de amor, superación y redención, sin pompa ni fanfarria, sencilla, emotiva, de una sensibilidad apabullante en la que la interacción entre los seres de dos y cuatro patas es mágica. Con una dosis justa de tragedia e intriga, un punto de surrealismo y  mucho amor, del bueno, del que te crees, del que te llena.

Me ha dejado una gran resaca literaria y una estupenda sonrisa en la cara. Lo recomiendo de corazón.

 

SERIE CHICAGO STARS O EL DULCE ENCANTO DE RELEER

La primera vez que oí hablar de Susan Elizabeth Phillips me encontré con  algo así como…¿queeee? ¿que no sabes quién es? ¿que no has leído nada de ellaaaaa? ¡Imperdonable!

Estaba yo por aquel entonces  dándome un buen baño de inmersión  en el mundo de la literatura romántica, mundo que por otro lado hasta  hacía bien poco no había frecuentado  en exceso.  Era un baño a marchas forzadas porque una es de talante curioso y bastante voraz y ansiosa en cuanto a literatura se refiere, tenía tan vasto y amplio horizonte de autores y títulos por delante que los días  y las noches de toda una vida me iban a resultar insuficientes  para ponerme al día.

De momento estaba enfocada y tomando contacto con el panorama patrio, conociendo autoras, subgéneros, editoriales, blogs, pero de las grandes damas de la romántica extranjera…niente, nada.

Y entonces salió su nombre de la boca de  mis más fervientes asesoras a la par que sus mas fervientes admiradoras,   después de una breve introducción de quién era ella  un cosquilleo o más bien un picor intenso en mi curiosidad por descubrir sus historias me hicieron formular la pregunta del millón: quiero conocer a Susan Elizabeth Phillips (SEP para los amigos)  ¿por dónde empiezo?

Hubo casi unanimidad en la respuesta: la serie Chicago Stars.

Y ahí, en ese preciso instante, comenzó mi perdición.

Con Tenías que ser  tu, primer libro de la serie, inicié mi periplo. Allí descubrí  lo que más tarde fui constatando como el común denominador de las chicas y chicos SEP:

-Mujeres fuertes, atrevidas, inteligentes, muy independientes, valientes, tercas, concienzudas, compasivas, solidarias, con metas y sueños, sensuales y liberales y muy, muy sexys aunque con un curioso y extraño mal gusto a la hora de vestir que no las impedía postrar a sus pies al hombre del momento, al chico más duro pero con el más tierno corazón de la NFL.

–  Hombres fuertes, inteligentes, abnegados, trabajadores, triunfadores, generosos, solidarios, pero también pagados de sí mismos, egocéntricos,  machistas, mimados por la fama, las multitudes y los corazones femeninos pero que acababan rendidos ante mujeres diferentes que no caian fulminadas ante su belleza y su fama,  ante esos chicos duros de perezoso, espeso y cautivador acento sureño, bueno un poquito si que caían, ¿eh?

Libro a libro me fui enamorando de las historias de SEP, porque cada una de ellas era un compendio de amor, humor, sexo y valores , porque me hicieron y me siguen haciendo reír, llorar y sentir, porque son historias tiernas pero también duras, de perdedores y ganadores, de vencedores y vencidos que no se arrugan ante la adversidad.

Porque tienen la dosis justa de drama, de  sutil erotismo,  y el sexo se narra de forma tan intensa y  elegante que te hace suspirar. El antagonismo entre los protagonistas de ambos sexos se adereza y estimula con ágiles y divertidos diálogos y una picante y divertida  seducción.

Porque todos los libros nos regalan una trama secundaria tan intensa y maravillosa como la principal en la cual los personajes secundarios son magníficos y no desmerecen  ni  opacan a los protagonistas y, también, porque a lo largo de la serie hay un vínculo casi paternal  con Phoebe y Dan, los protagonistas del primer libro, y que funcionan como nexo de unión de todas las demás historias al ser ella la dueña y él el presidente de los Chicago Star, el flamante equipo de la NFL (Liga Nacional de Futbol Americano) del que salen los protagonistas de esta maravillosa serie.

Porque cada historia se desarrolla en un lugar diferente y nos invitan a conocer pueblos y lugares de la geografía norteamericana, lejos del glamour de las principales urbes, con sus peculiaridades y costumbres.

Porque amo a la gente que ama los animales y la naturaleza y SEP hace gala de ello en todos y cada uno de sus libros.

Pero alguna pega tenían que tener, bueno una pequeñita: me llama poderosamente la atención como los protagonistas  descubren que se han enamorado…no es un enamoramiento paulatino, es como si de pronto tuvieran una especie de revelación divina, como si de repente un rayo cayera  fulminando su coraza y abriendo de par en par su corazón. Aún asi, me encantan.

Por todo ello, desde que los descubrí, siempre busco un hueco para releerlos, para encontrarme de nuevo con la maravillosa y todopoderosa  Phoebe Somerville  haciendo su entrada triunfal en el estadio de los Chicago Star, al ritmo de Ain´t she sweet, y robándole el corazón y el sueño al magnifico entrenador Dan Calebow, hombre de bandera donde los haya, en Tenías que ser tu

Para reirme y darles una colleja a Bobby Tom Denton y a la tenaz Gracie Snow en Heaven, Texas

Para recordar que uno no puede fiarse de las apariencias y que el cociente intelectual no siempre implica inteligencia emocional, aunque ellos Jane Darlington  y Cal Bonner, tienen esa clase de amor que te hace sufrir y suspirar en  Sólo mío

Para llorar a moco tendido y morir de amor con la historia de Rachel Stone, Gabe Bonner y el pequeño Edward, en Apenas un sueño

Para combustionar con el explosivo amor de Kevin Tucker y Molly Somerville  y disfrutar con los peculiares inquilinos de un idílico campamento de verano en Este corazón mio

Para recordarme a mi misma que nada es imposible, sobre todo el amor entre diferentes, y que un campeon como Heath D Champion  y una perdedora como Anabelle Granger son sin duda alguna el equipo vencedor en Cázame si puedes

Para disfrutar de lo que nos ofrecen las segundas oportunidades y descubrir los secretos de los corazones generosos de  Dean Robillard y Blue Bailey y de sus extrañas familias en Nacida para seducir

Y para demostrar que el paso del tiempo sigue manteniendo vivo nuestro amor por esta serie de la mano del magnifico ex quarterback  de los Chicago Star ,Cooper Graham,  y la intrépida y valiente detective  Piper Dove, en La primera estrella de la noche, último libro hasta ahora de la saga y que fue publicado nueve años después de su predecesor.

 

Pero sobre todas las cosas los sigo releyendo, una y otra vez, y los sigo recomendando fervientemente  porque me hacen feliz y pintan una inmensa sonrisa  en mi cara y en mi corazón cada vez que los termino .

 

Por último, debo hacer mención a la impecable y magnifica traducción de Maria José Losada Rey de los libros (excepto Este corazón mio y Cázame si puedes) . Traduciones como las suyas se agradecen infinitamente.

Gracias Susan Elizabeth Phillips por estas maravillosas historias…y todas las demás.